Chistes de madres

Chistes de madres

Chistes de madres

Las madres dan para contar muchos chistes, como comprobarás en la siguiente selección de chistes de madres que hemos preparado. Si se los cuentas a tu madre seguro que se ríe un montón. ¿Te animas? Pues apréndete todos los que te enseñamos.

 

Bocadillo de jamón

Mamá, mamá, ¿me haces un bocadillo de jamón?

- ¿York?

- Sí, turk.

 

Llegar temprano

- Mamá, me voy a una fiesta.

- Vale, hijo, pero no llegues tarde.

- No lo haré, tranquila. Llegaré tan temprano que si quieres traigo el pan.

 

Jugar a rompecabezas

- Jo, mamá, Luisito no quiere jugar más al rompecabezas conmigo.

- Vaya, ¿y eso?

- Pues porque al primer martillazo ya está llorando.

 

Niño peludo

- Mamá, mamá, en el colegio me llaman peludo.

- ¡¡¡Manolooooo, que el perro habla!!!

 

Dientes largos

- Mamá, mamá, en el colegio me llaman dientes largos.

- Súbete a la silla que vas a rallar el suelo.

 

¿Y a mi qué?

- Mamá, mamá, en el colegio me llaman tonto.

- ¿Y a mi qué?

- A ti estúpida.

 

Niño extraterrestre

- Mamá, mamá, en la escuela me llaman extraterrestre.

- Tranquilo, hijo, no les hagas caso. Ahora duérmete y cierra los tres ojitos.

 

Padre cabrito

- Mamá, mamá, papá esta gritando desde el balcón que es un cabrito.

- Anda, ve y dile que no se quite años de encima.

 

Nombre difícil de pronunciar

- Mamá, mamá, en el colegio no saben pronunciar mi nombre.

-No te preocupes, hijo, yo tampoco.

 

Niño detective

- Mamá, mamá, en el cole me llaman detective.

- ¿Y eso?

- Cállate, mamá, que aquí las preguntas las hago yo.

 

Me llaman gorda

- Mamá, mamá, todos en el cole me dicen gorda.

- No hagas caso, ¿tienes deberes?

- Sí.

- Pues no dejes para marrana lo que puedes hacer oink.

 

Repite, hijo, repite

- ¡Mamá, mamá, la tortilla está buenísima!

- Pues repite, hijo, repite.

- ¡Mamá, mamá, la tortilla está buenísima!

 

Me tiran queso por encima

- Mamá, mamá, en la escuela me echan queso por la cabeza

- Ay, Nacho, deja ya de llorar.

 

El interesado

- Mamá, mamá, en la escuela me dicen que soy un interesado.

- ¿Quién te lo ha dicho, hijo?

- ¡Si me das diez euros te lo digo!

 

El pelo

- Mamá, mamá, ¿por qué papá tiene poco pelo?

- Porque es muy inteligente.

- ¿Y por qué tienes tú tanto?

- ¡Calla y cómete la sopa!

Compártelo en tu red social: